Sitio dedicado a la difusión del spanking, nalgadas o azotes eróticos o disciplinarios, entre adultos y de modo consensuado.

domingo, 20 de abril de 2014

Ofreciendo el culo al cinto.

2 comentarios:

  1. Mi nombre es Lorena, tengo 27 años y desde los 21 estoy casada con Lucas, de 29, esta historia trata de cuando yo tenia 23 años, fuimos a una fiesta con los compañeros de trabajo de Lucas, donde bebí un poco de mas y lo deje en ridículo delante de todos sus compañeros.

    De camino a casa me hecho una buena bronca, y al llegar me advirtió de que al día siguiente iba a recibir mi castigo.

    A la mañana siguiente me desperté antes que él, y esperando que me perdonase él castigo decidí prepararle un gran desayuno y me mostré muy cariñosa con él a la hora de despertarlo, tras desayunar me dijo:

    -estaba todo muy bueno cariño, pero no me habrás hecho todo esto para que te perdone verdad?

    -nooo, yo jamas haría eso

    -eso pensaba yo, venga y tumbate boca abajo sobre la cama antes de que se haga mas tarde

    -si pero ten en cuenta que estoy muy arrepentida y que no era mi intención humillarte así delante de tus compañeros

    -sisi lo tendré en cuenta pero ahora ponte si no quieres que empiece a cabrearme

    Le hice caso, me tumbe boca abajo en la cama y recibí una gran azotaina con él cinturón que me dejo las nalgas bastante rojas haciéndome llorar desconsoladamente

    -venga va, ya esta, creo que has aprendido la leccion, o crees que debería azotarte un poco mas?—dijo riéndose—.

    -ni de coña, la he aprendido muy bien

    -venga pues ahora corre a ese rincón y quedate mirando a la pared un rato, que ahora vendré yo a avisarte

    -vale cariño

    Me tire cerca de una hora mirando hacia aquel rincón hasta que por fin vino Lucas

    -bueno, yo creo que ya has estado suficiente tiempo pensando sobre tu comportamiento de ayer

    -si, te prometo que no volverá a pasar nunca mas de verdad

    -eso espero

    -y ahora, me puedes hechar un poco de crema en las nalgas que me duele mucho?

    -y yo que ganaría haciendo eso?

    Lo mire con una sonrisa juguetona y le dije

    -te parece poco tener este culo en tus manos?

    -mira que eres mala, voy a por la crema enseguida

    ResponderEliminar